Bordaberry incluyó en la agenda electoral discutir sobre economía

bordaberry_293294

 

por Leonardo Luzzi 

En pleno rodaje de la campaña electoral, Pedro Bordaberry, anexó un nuevo punto de crítica: la economía, área donde el gobierno dice sentirse cómodo. Durante años la situación del bolsillo de los trabajadores inclinó la balanza a la hora de votar y ahí es donde golpeará el candidato colorado. Dólar, inflación y el alerta de que por el camino actual se va “a más impuestos”, fueron puestos arriba de la mesa por el senador que pidió licencia para dedicarse de lleno a la campaña (ver nota abajo).

Hasta ahora, los dos puntos de más discusión y que estaban al tope de la lista de las preocupaciones de la gente son la seguridad y la educación. El gobierno tiene flancos en esas áreas donde puede ser atacado con cierta facilidad, y Tabaré Vázquez salió a responder defendiendo la gestión.

Los puntos altos del Poder Ejecutivo, que puede mostrar como tarjeta de presentación ante la ciudadanía, son los datos sociales, con la baja de la pobreza, y la marcha de la economía en un período donde con el exministro Fernando Lorenzo se alcanzó el investment grade en la calificación de la deuda soberana y se llevó al desempleo a mínimos históricos.
El candidato de los colorados, además de hacer planteos en materia de seguridad, donde levantó la bandera de la edad de imputabilidad, y en educación, donde propuso una universidad pública para el norte del país y una universidad de la educación, machacará también en los indicadores macroeconómicos. Desde febrero, cuando realizó una gira internacional, el líder de Vamos Uruguay, empezó a marcar posición en un tema donde generalmente los candidatos no incursionan con profundidad.

 

Listas y votos

Vamos Uruguay presentará hoy las 26 listas con las que competirá en Montevideo en las elecciones internas de junio. De cómo le vaya a cada una de esas agrupaciones será el lugar que tendrá en la lista a diputados por la capital del país. Las listas las encabezan los actuales legisladores y los que aspiran a ingresar al Parlamento. “El acuerdo de respetar el resultado de las elecciones internas es sagrado”, dijo ayer a El Observador el diputado Fernando Amado. En los comicios anteriores, la lista de Ope Pasquet fue la más votada con unos 6.000 votos y la de Amado quedó segunda con 4.000 votos. El mismo sistema utilizará Vamos Uruguay en todo el país aunque en algunos departamentos hay un candidato natural por lo que no habrá competencia. En Canelones competirán tres listas y según el respaldo electoral se conformará la plancha de diputados canarios.

Así cuestionó medidas tomadas por el equipo económico y otras que se “maquillan”. Reclamó transparencia e ironizó con que se busque atacar la inflación, bajando el precio del 5 de Oro. Para Bordaberry, el gobierno tomó un camino basado en aumentar el gasto frente al cual él se muestra como la alternativa. “Para hacer todo lo que Uruguay tiene que hacer garantizaremos un manejo serio de la economía”, dijo la semana pasada al inaugurar su sede central, en el exclub Banco Comercial, en la rambla de Pocitos.
En su discurso, Bordaberry pidió al gobierno que cuando quiera actuar sobre el Indice de Precios al Consumo (IPC) , “que lo diga”, y cuando pretenda actuar sobre la inflación “que también lo diga sin enredar y sin confundir”.

Y siguió con sus reclamos para que la conducción económica no se dedique simplemente “a correr la aguja” para que las cosas “no revienten antes de las elecciones”.
El candidato advirtió que la mala elección de las herramientas y “los ensayos” que se hacen, comienzan a acercar a Uruguay “al engendro absurdo de políticas voluntaristas e inefectivas que marcaron el comienzo de la debacle en Venezuela y Argentina”, dos países que el senador colorado mencionó en forma reiterada como ejemplo a no seguir.
En su reciente gira internacional que lo llevó a EEUU, Europa y Paraguay, la economía también ocupó buena parte de su agenda.

En Nueva York se reunió con el expremio Nobel de Economía, Edmund Strother Phelps, estuvo en el Council of America, organización que había apoyado un Tratado de Libre Comercio entre Uruguay y EEUU cuando Tabaré Vázquez fue presidente; y disertó en la Universidad de Columbia.
En ese ámbito académico, Bordaberry criticó los populismos, habló de las decisiones políticas que impactan en las cuentas de los países y afirmó que “la economía es una disciplina que tiene reglas de juego muy estrictas”.

“Los países que internalizan las reglas en sus estrategias de desarrollo, normalmente logran mejores desempeños. Los que intentan ir contra la ley de gravedad terminan tarde o temprano enfrentados con Newton”, dijo el senador colorado en un discurso en inglés. “Está claro que no nos llevamos bien con un dólar más fuerte. En los últimos tiempos, siempre que asistimos a un fortalecimiento sostenido del dólar, los países emergentes afrontamos serios problemas”, reflexionó.

El equipo de Bordaberry sabe que tiene ganada la interna –así lo marcan todas las encuestas– aunque trabaja como si no fuera primero. La estrategia del sector se trazó mirando a noviembre, cuando será el balotaje si ninguno de los postulantes alcanza el 50% de los votos en la primera vuelta.

 

Preocupa dólar, déficit fiscal, inflación y la competitividad

Hace un año, Pedro Bordaberry interpeló en el Senado al entonces ministro de Economía, Fernando Lorenzo, y le anunció que “se venían cuatro temas”: inflación, déficit fiscal, competitividad del país derivada del valor del dólar, y la dificultad de tener una “doble conducción” (Economía-OPP) lo que, en su opinión, incidía negativamente sobre las seguridades que deben darse al inversor.

Bordaberry dijo ayer a El Observador que la situación con la inflación, que roza el 10%, “no es dramática pero si compleja”, al punto de que Uruguay quedó como el tercer país en América del Sur con inflación alta, por debajo de Venezuela y Argentina. Comentó además que el gobierno empezó a aplicar “las mismas recetas” como el control de precios, “que no dieron resultado” en esos países. “Trabajar sobre el índice y no sobre las causas es como trabajar sobre el termómetro cuando se tiene fiebre”, opinó.
El candidato de Vamos Uruguay observó también que la baja de intereses en EEUU y Europa, sumado al precio en alza de los commodities, fundamentalmente por la demanda de China, permitió el ingreso de divisas al país que provocó una caída del billete verde. El gobierno trató de revertir esa baja comprando dólares, pero, según Bordaberry, no lo hizo “a partir de ingresos genuinos o superávit sino emitiendo y generando déficit” en un esfuerzo “inocuo”. Ese proceder, dijo, le cuesta al país US$ 600 millones al año, según reconoció el ministro Mario Bergara en el Parlamento. “El dólar siguió bajando durante largo tiempo y la economía perdió competitividad”, dijo. A Bordaberry le preocupa el gasto “irresponsable” –no el gasto social, aclaró– como “las aventuras de ANCAP con sus empresas colaterales; de ANTEL con gastos que no le corresponde hacer; y de otros entes que crean fondos para financiar proyectos poco viables; el aumento de la plantilla de funcionarios públicos y los cargos llamados de confianza”.
“El camino conduce a más impuestos”, alertó.
Sobre la doble conducción económica, dijo que genera incertidumbre, recordó que hubo bancos que se fueron y otros que están a la venta y también llevó a aprobar leyes inconstitucionales. El precandidato colorado dijo a El Observador –sin mencionarlo– que el liderazgo económico ejercido por Danilo Astori ya “no es garante de estabilidad y moderación en el Frente Amplio”, y en su opinión, eso quedó claro con la última ley aprobada de responsabilidad penal empresarial, cuando el Frente Liber Seregni dio sus votos a pesar de no estar convencido de la constitucionalidad de esa norma.

 

Fuente: Observador

Deja un comentario



Audición de Pedro Bordaberry

  banner_f02   banner_f03   banner_f01

Twitter