La Construcción de una Propuesta Seria y Creíble

Pedro BordaberrySe acercan a pasos agigantados las tres instancias electorales que tendremos este año.

Para la primera de ellas, las elecciones internas, quedan tan sólo sesenta días. Está a la vuelta de la esquina.

Junto con esa instancia llegan las propuestas programáticas para solucionar los problemas que tiene el país.

Todos nos esforzamos por presentar nuestras ideas, nuestros modelos, nuestros rumbos y orientaciones.

Pero no alcanza con ello.

 

Es un deber también presentar los fundamentos de lo que se propone. También los equipos que lo llevarán a cabo.

Sobre todo es necesario asumir el Compromiso de cumplirlo.

Todo esto con transparencia, sometiéndonos al escrutinio de votantes y adversarios políticos.

En toda esta construcción el camino que se recorre es fundamental. A esta altura hay muchas cosas que si no se hicieron ya casi no queda tiempo para que se hagan.

En nuestro caso hace casi dos años que hicimos el Congreso Ideológico. Una instancia donde no discutimos propuestas concretas sino los grandes principios, las orientaciones que vamos a seguir.

Actualizamos esos principios a los tiempos que corren.

Así volvimos a reivindicar y revalorizar los tres pilares de nuestra colectividad: la ética de la responsabilidad de nuestro fundador, la defensa de la libertad y el republicanismo, así como la austeridad republicana de los gobernantes y la Justicia social.

El año pasado iniciamos el camino de escuchar a los uruguayos. Cien pueblos y Cien barrios nos llevó a cada rincón del país, junto con el Hablando la Gente se entiende.

Escuchamos, de primera mano, de los uruguayos sus sentimientos, sus propuestas, sus quejas y sus reclamos.

Luego conformamos unos formidables equipos. Cientos de técnicos se sumaron al trabajo de los políticos.

En ese momento, con la orientación general clara (ética de la responsabilidad, defensa de la libertad y el republicanismo y justicia social), con el conocimiento de lo que los uruguayos sentimos y necesitamos y el apoyo de profesionales, empezamos a construir la propuesta que en estas semanas estamos presentando para tener un mejor Uruguay a partir de marzo del año que viene.

No hicimos lo clásico de dividir en distintos compartimentos según la temática. Ya en Octubre del año pasado fuimos claros en que trabajaríamos en base a objetivos claros, posibles y sobre todo medibles.

El gran primer objetivo es mejorar la calidad de vida de todos los uruguayos. Eso se mide mediante el Indice de Desarrollo Humano, lo que pusimos sobre la mesa.

Luego separamos los distintos equipos en cinco, basándonos en lo que se debía hacer para que cada uruguayo viva mejor, se desarrolle de mejor forma.

Así conformamos cinco equipos:

  • Vamos por un Uruguay Próspero y Solidario, que engloba las areas económicas, productivas pero también la solidaridad.
  • Vamos por un Uruguay Libre y Seguro, que enfoca las políticas de Seguridad Ciudadana para lograr esa Libertad que estamos perdiendo cada día.
  • Vamos por un Uruguay Educado e Integrado, que habla mucho de la Educación como elemento superador de desniveles y que pretende darla a cada uruguayo las mismas oportunidades y que no nos diferenciemos por otra cosa que no sean nuestros talentos y virtudes como dice la Constitución. Ni un niño atrás, es la consigna.
  • Vamos por un Uruguay integrado al Mundo y Soberano, habla de política exterior, de inserción internacional.
  • Finalmente, Vamos por un Uruguay con Futuro, refiere a las oportunidades en el mundo de las telecomunicaciones, el trabajo y hasta el cuidado del Medio Ambiente, sin el cual no habrá futuro posible.

Todos estos equipos nos están entregando propuestas concretas, lo que llamamos compromisos que empezaremos a presentar en las semanas por venir.

Compromisos escritos de lo que haremos el primer año de gobierno, el segundo, el tercero y así sucesivamente.

Quien nos acompañe ya tendrá no sólo el rumbo sino la hoja de ruta clara.

Queremos construir un Uruguay mejor en el que todos participen.

Tenemos el deber de hacerlo.

Para ello, para construir una propuesta seria y creíble.

 

 

Una respuesta a  La Construcción de una Propuesta Seria y Creíble 

  • jorge pablo makasiuk dice:

    En un Estado democrático como el nuestro, cada voto vale precisamente eso: UN VOTO. Las urnas no distinguen, vale lo mismo el voto del empresario que el del obrero, vale lo mismo el voto de quien sale a laburar todos los días a las 6 de la mañana que el de quien se acuesta a esa hora después de una noche de farra, vale lo mismo el que labura 16 horas por día que el que espera en su casa la canasta del Mides,en fin, que vale lo mismo el del ciudadano honrado que el de quien sale a robar o matar, si es que tiene credencial.
    Es por eso que hoy más que nunca, porque se avecinan tiempos muy difíciles, los uruguayos debemos elegir entre dos modelos de país. Lo que nos ofrece la llamada “derecha”, también llamada por algunos “los rosaditos” ya que básicamente está compuesta por dos partidos (los blancos y los colorados) y lo que nos ofrece la llamada “izquierda” formada por una mezcla de partidos y corrientes entre los cuales podemos citar a los comunistas, los socialistas, los ex-guerrilleros tupamaros, los demócratacristianos!, algunos anarquistas, otros grupos de origenes algo inciertos, en fin, una mezcolanza de la cual si mezclamos sus colores realmente no sé si mi daltonismo me permitiría definir que colorcito nos queda.
    Debemos decidir por sobre todas las cosas que modelo de país queremos, y para ello debemos despojarnos de todos aquellos aspectos folklóricos que nada hacen a la cosa, por más que los publicistas los usen para generar simpatías o antipatías por uno u otro candidato.
    Poco debe importarnos a la hora de elegir las uñas mugrientas del Pepe o los mocos de su consorte, si vive en un rancho como el suyo o en una mansión como la de Vazquez. Tampoco debe importarnos si Jorge toma whisky o toma cocacola, o si Pedro es hijo de Juan María de quien tanto hablan muchos que no conocen bien la historia, y no saben que este Señor fue, por sobre todas las cosas un hombre excepcionalmente HONESTO.
    Me atrevo a decir que ni siquiera deben influir en nuestra decisión los presos de Guantánamo, ya que su presencia en nuestro país no cambiará mucho,como tampoco cambiaron mucho los terroristas vascos por los que la izquierda rasgó sus vestiduras y generó aquellos sucesos vergonzosos del Filtro.
    ¿ Y qué modelo de gobierno cree usted que nos conviene a los uruguayos? Un gobierno que respete los derechos de los que trabajamos, pero sin dejarse pisotear por bravuconadas de ciertos sindicatos….? ¿O un Gobierno que ceda a las presiones sindicales, que nos dejen varios días sin gas en pleno invierno, o sin leche, o con la basura amontonada, o lo que es peor sin atención médica por días y más días?
    ¿ Un gobierno que ante una situación de crisis regional como la del 2002 logró respetar sus compromisos internacionales sembrando los cimientos para después lograr el paulatino crecimiento del que hemos venido “disfrutando” hasta hace poco?……¿O un Gobierno que ante esta situación, cuando eran oposición pedían a los gritos que el país declarara default y no cumpliera con sus compromisos?
    ¿ Un gobierno que respete la independencia del Poder Judicial….? o un gobierno que baje línea, traslade jueces, en fin…influya en ciertas decisiones en las que no debería influír?
    ¿Un Gobierno con una cancillería seria, profesional, reconocida internacionalmente?…O dejarnos pisotear por nuestros vecinos como ha venido ocurriendo en los ultimos años?
    ¿Un gobierno que después de haberse rasgado las vestiduras en contra de la instalación de las papeleras termine aceptando sus pedidos de aumentar la producción?
    ¿O un gobierno que se entregue en cuerpo y alma a la minera Aratirí, que dicho sea de paso ni ellos saben quienes son.
    Y fundamentalmente: ¿un gobierno que a la hora de hacer las cuentas sea riguroso para administrar el dinero de TODOS? ¿O un gobierno que dilapide el dinero como lo ha venido haciendo éste gobierno en los últimos años con supuestas “políticas sociales” que en nada han contribuído ni a mejorar la educación, ni a brindar más posibilidades a quien no las tiene, ni a erradicar la pobreza, y lo que es peor, fomentando conformismo y pocos deseos de superación.

Deja un comentario



Audición de Pedro Bordaberry

  banner_f02   banner_f03   banner_f01

Twitter