Pedro Bordaberry asegura que irá a balotaje con Vázquez

Elecciones 2014: Pedro Bordaberry afirma que irá al balotaje.

La experiencia necesaria, la fuerza para encarar las cosas
y un muy buen equipo de gente joven. Vamos a llegar.

Según las encuestas, es el candidato con mayor respaldo en la interna colorada y se perfila a encolumnar el Partido Colorado detrás de él hacia las elecciones nacionales de octubre. Dice tener experiencia de gobierno y fuerzas para hacer cosas por la gente y por el desarrollo del país.

En una larga charla con CAMBIO, Pedro Bordaberry, aseguró que ganará las elecciones, porque su manera de hacer política es renovadora y distinta.

-Según el politólogo Luis Eduardo González a Ud. lo golpean donde no está, refiriéndose a que las críticas van contra la historia de su padre y no contra el político que aún no tiene techo y que por eso sigue creciendo. ¿Coincide con ese pensamiento?
-“Puede ser, no coincido en todo, pero puede ser. Creo que podemos ganar la elección. Eso no quiere decir que la vayamos a ganar, pero sí que tenemos la posibilidad, por tanto vamos a crecer hasta donde nos lleve el esfuerzo y haciendo las cosas bien.
Siento además que como está armado el ciclo electoral nos da unas posibilidades bárbaras.
Tenemos que pasar primero por el 1º de junio y después de esta instancia comienza un ciclo totalmente distinto, se recoge la baraja y se vuelve a repartir y queda un solo candidato por partido y la gente ya no mira a dos o tres por partido, sino a uno solo y más que nada la propuesta.
En esta instancia los que estamos más firmes en un partido nos favorecemos.
Esto ya ocurrió cuando luego de la interna uno de cada cinco que votaron al Partido Nacional nos votó a nosotros y ahora nos estamos preparando para ese momento, porque creemos que nos va a volver a pasar.
Además en esa oportunidad Lacalle padre le había ganado a Larrañaga y ahora, según las encuestas, parece que va a ser al revés”.

-¿Si Lacalle Pou gana la interna del Partido Nacional, el Partido Colorado podría perder votos?
-“Yo lo que creo es que Lacalle Pou tiene una propuesta muy parecida a la que nosotros venimos impulsando desde el año 2009. Ojo, no digo que nos copió. Desde ese año que nosotros venimos apuntando a renovar la política a una nueva forma de hacer política, hacer cosas distintas y es muy bueno que él se haya sumado a todo esto, porque está haciendo muchas cosas parecidas a las que venimos impulsando nosotros.
Tiene otra apertura, siendo menos pragmático, reduciendo el formato tradicional de la política, que es lo que hemos venido haciendo, se está abriendo una nueva generación de hacer política y es bueno que así sea. Pero no creo que perdamos votos.

-¿El uruguayo es conservador, donde la mayoría de los líderes ha superado los 70 años, como se insertan dos candidatos más jóvenes que tiene actualmente el electorado nacional?
-“Creo que en nuestro caso estamos en el momento justo, tengo 54 años. Además tenemos la experiencia y la fuerza como para hacer las cosas muy bien.
También tengo la experiencia de haber sido cuatro años ministros en tres Ministerios distintos, que da una experiencia enorme de gobierno que el resto de los candidatos, salvó el Dr. Vázquez por haber sido presidente, no los tienen.
Además de tener cinco años en el Senado de la República que también es una experiencia necesaria y la fuerza para encarar las cosas y un muy buen equipo de gente joven. Experiencia y juventud es una de nuestras fortalezas”.

-De acuerdo a como se han dado las últimas elecciones internas para el Partido Colorado, ¿no considera que su partido le hace falta una mayor adhesión de los otros sectores?
-¿Y el Frente Amplio como ha ganado las internas…?

-El Frente Amplio siempre ha tenido una característica muy particular, no es comparable.
-Hay argumentos a favor y en contra de las dos teorías. Lo que sí ha sucedido en el Uruguay es que cuando las internas son muy peleadas, después el otro no gana, aún cuando no eran obligatorias las internas.
Año 89, Tarigo y Jorge Batlle, muy peleada, gana Jorge Batlle y pierde con Lacalle.
Año 94 Ramírez con Volonté, les gana Sanguinetti. En el 99 en el Partido Colorado Hierro con Batlle muy ajustado gana Batlle. Larrañaga le gana a Lacalle en el 2004, pierde con Vázquez. Lacalle padre le gana a Larrañaga la vez pasada y pierden uno de cada cinco votos con el Partido Colorado y pierde las mayorías con Mujica.
Por tanto hay dos tesis muy claras, pero lo cierto es que al día siguiente de las internas se habrá gastado una fortuna en la campaña, sin financiación y encima se queda un partido muy dolido.
Hay un estudio de Ignacio Zuasnábar de Equipos Mori, que dice claramente que casi siempre las internas muy fuertes, desgastan”.

-¿Y esta situación lo alienta aún más a llegar arriba?
-“Es que vamos a llegar. Yo quiero votar muy bien y quiero que Larrañaga vote muy bien también, porque el secreto es que ambos partidos voten muy bien y después en un balotaje, hagan lo mismo que yo hice la vez pasada, que la misma noche de la elección dije que iba a votar a Lacalle. Espero que ellos tomen la misma iniciativa”.

- El Frente Amplio cuando gana las elecciones lo hace con una gran masa de jóvenes a su favor. Los jóvenes son rebeldes, cuestionan a quién le pone límites e históricamente se han rebelado contra el gobierno.
Los nuevos votantes solo conocen el gobierno del FA. ¿Se puede dar una situación inversa donde los jóvenes ahora van con los partidos tradicionales?
-Sí, sin duda. Cuando uno es adolescente se tiene conflictos con los límites, todos hemos pasado por esa edad y hemos tenido hijos en esa etapa y se los ayuda a transitar por los mejores caminos.
Muchas veces se enojan con quienes le ponen los límites y en este caso el que pone los límites es el gobierno, que muchas veces no los pone.”
Además las propuestas nuestras son de gente hasta 30 años más jóvenes que algunos dirigentes del Frente Amplio.
Vázquez va a tener 75 años, por tanto si completa los cinco años de gobierno tendrá 80 años. Lucía Topolansky es una de las que se propone para que sea su vice, Enrique Rubio, Ernesto Agazzi, son una generación muy distinta.
Por ejemplo, Tabaré Vázquez no tiene ni Twitter ni Facebook, no maneja las redes sociales. Topolansky y Mujica tampoco, y no es una crítica, es simplemente una forma de cómo entiendes a las nuevas generaciones”.

- Con las redes sociales ahora la gente es menos participativa en los actos.
-“No ha sido el caso nuestro. En Salto siempre tenemos una concurrencia masiva…

-Pero Salto hoy es un caso muy particular, hay un intendente que tiene más del 70% de aprobación, por tanto lo raro sería que la gente no participara…
-“Está bien, si, es así. Pero yo he subido a mi cuenta de Twitter fotos de diferentes actos en otras zonas del país. Hemos sido los primeros que en el mes de noviembre del año pasado, faltando un año para la elección, llenamos el Palacio Peñarol. Seis o siete mil personas y venimos llenando en todos lados, sea Canelones, Montevideo, Rocha o en otro punto del país”.

-¿El hecho que la mayoría de los dirigentes del Frente Amplio no manejen las redes sociales, los ayuda a captar gente joven?
-Eso ayuda a comunicarse. No es un a cuestión de las redes sociales como único medio. Pero hay que tener un contacto a través de las redes, pero a su vez tener un contacto mano a mano con la gente.

-Recién hablábamos de límites. ¿Qué opina del poder de los sindicatos?
-Creo que hubo un avance y en muchos sindicatos. Pero a mi me preocupa mucho más cuando se institucionaliza ese poder como pasa en los organismos de la educación o en la salud, por citar dos cosas que están muy mal.
En esto es simplemente que el estado asuma su obligación de tercero e imparcial en la relación entre el capital y el trabajo.
Queda aún mucho espacio para crecer en los sindicatos, en especial en el estado, porque se ha avanzado mucho en este gobierno en la negociación colectiva y consejos de salarios con los privados, pero en el estado no.
Nosotros queremos introducir la negociación colectiva en serio también para el estado, porque sino los empleados públicos se pasan recorriendo los despachos de los senadores y diputados para ver si pueden conseguir algo y se tiene al país paralizado durante los cinco años.
Queremos ir hacia una concepción más moderna, hacia el ámbito natural, que es la mesa de negociación entre el patrón y los empleados, es un aspecto en el que se debe avanzar”.

-¿Cuál es su opinión sobre el sindicalista y político?
-“Creo que hay un error de muchos sindicatos que es identificarse con los gobierno de turno. Porque a los gobiernos les va bien, mal o más o menos, pero siempre cambian.
En cambio un sindicato tiene vocación de permanencia en el tiempo y no termina cuando se termina un gobierno cada cinco años.
Por tanto atarse a un gobierno o a un partido es un error que perjudica al movimiento sindical, porque se pega a un posible éxito o fracaso y se debe estar por encima de los éxitos o fracasos.
Si un sindicalista expresa que desea dejar su actividad sindical para hacer política, bienvenido sea, pero no hacerlo desde el sindicalismo”.

-Usted ha sido crítico de las relaciones con Argentina. Las últimas declaraciones de Fernández Huidobro relacionadas a Sarmiento…
-“Sabía que me iba a preguntar eso. Yo creo que Fernández Huidobro, sale con estas barbaridades cada vez que el Frente Amplio está en problemas. Sale con esas cosas para que los opositores hablen de eso y no de las dificultades del gobierno…

-es una cortina de humo…
-“Sin duda. Salió una vez insultando a Jesucristo cuando el Frente Amplio estaba en medio de un gran lío, después en el caso PLUNA salió con otro disparate. Ahora el FA tiene un gran problema con Constanza (Moreira) que está cuestionando a Vázquez en todos los actos, que por cierto está visiblemente nervioso y discute con el vicepresidente. Yo no le voy a seguir ese juego a Fernández Huidobro”.

-¿Que le parece la propuesta del gobierno nacional de traer niños de Siria?
-“¡Tenemos tantos niños en el Uruguay para ocuparnos de ellos!  Es una cuestión de prioridades. Hay que ser humanitarios, pero no hemos podido acelerar la Ley de Adopciones. Nos quejamos que nacen pocos niños y aprobamos la Ley del Aborto. Hay tantos niños por adoptar y ayudar y nosotros vamos a traer de otro lado. ¿No se debería primero adoptar y ayudar a niños uruguayos que están pasando muy mal en el Uruguay?
Mujica está hace rato encandilado con su postulación al Premio Nobel de la Paz y comienza con esas ideas raras; traer niños de Siria, traer presos de Guantánamo, que quiere mediar en el conflicto de la guerrilla en Colombia. Hay tanta pobreza en el Uruguay, que creemos que lo primero que hay que hacer es ocuparse por los niños uruguayos”.

 

Fuente: Diario Cambio de Salto

 

 

Deja un comentario



Audición de Pedro Bordaberry

  banner_f02   banner_f03   banner_f01

Twitter