Proclama 14 de mayo de 2012

indignados

Para explicar porque estamos aquí hoy,

 

voy a empezar por citar a Martin Luther King:

 

“Lo preocupante no es la perversidad de los malvados sino la indiferencia de los buenos.”

 

y también a nuestro querido José Artigas:

 

“Nada podemos esperar sino de nosotros mismos”

 

Estamos aquí reunidos para expresar la indignación e impotencia de un pueblo,

que se siente avasallado por la violencia de los malvados

y siente que lo que se está haciendo para evitarlo está lejos de ser efectivo.

 

Son muchos miles de rapiñas con violencia, son cientos de asesinatos.

 

Si bien es cierto que el detonante para esta convocatoria fue ver la filmación del asesinato del joven en La Pasiva,

tenemos que ser conscientes que estas cosas son las que pasan a diario y no vemos

plasmadas tal vez con tanta crudeza, o no queremos ver ni imaginar y eso tiene que cambiar.

 

Tiene que cambiar porque los uruguayos no estamos acostumbrados a tanta violencia, a tanta injusticia, a tantas familias destrozadas.

 

Como observación anecdótica nos preguntamos donde están organizaciones como el PIT CNT que en teoría defiende a los trabajadores, no los hemos visto protestar por ninguna de las ejecuciones a sangre fría que se vienen sucediendo, esas personas no eran oligarcas, eran trabajadores.

 

Hoy el sunca hace un paro por un trabajador que desgraciadamente falleció en un accidente laboral. ¿dónde están los paros por los trabajadores, los obreros, los comerciantes, los policías que han muerto y mueren todos los días a manos de una delincuencia desbocada?

 

 

No sabemos si es indiferencia, falta de organización o temor a costos políticos,

pero la falta de decisiones drásticas se está pagando muy caro, con vidas humanas,

de honestos trabajadores que no pueden protegerse con guardaespaldas o en autos blindados,

y con la vida de familias enteras que quedan olvidadas y libradas a su propia suerte.

 

Creemos que a la policía hay que darle herramientas, creemos que estuvo mal derogar la ley que permitía detener en averiguación a sospechosos. Quien nada debe, nada debe temer dicen.

 

Hemos escuchado con preocupación que existe un proyecto para desarmar a la población, creemos que esto solo lograra desarmar a los honestos y los que se mueven por el mercado ilegal seguirán armandose más y mejor, a quienes hay que desarmar es a los delincuentes.

 

Creemos que el mensaje que se está dando desde quienes están cargo de este pueblo, no es el adecuado, y no estamos hablando del mensaje de las palabras sino del de los gestos y lo que se lee entre líneas.

 

En algun momento circuló un manual fantastico, acerca de como actuar en caso de delito, no se resista era la premisa básica. Muchos de los trabajadores ejecutados no se resistieron.

Entre ellos gastón hernández, padre de cinco hijos, quien trabajaba en la Pasiva.

Creemos que con este tipo de mensaje se está alentando al delincuente, andá y roba que ya les dijimos que no se resistan.

 

También alguien dijo que no se podían cerrar las bocas de pasta base porque muchas familias quedarían sin ingresos. Esto es un mensaje de dediquense a vender drogas que nosotros miramos para otro lado. Es grave.

 

En el anterior período de gobierno, se realizó una campaña muy buena contra el tabaco. No hemos visto ninguna campaña agresiva como aquella, contra las drogas, que es hoy es el principal flagelo y generador de violencia en esta sociedad.

 

 

La ley o como ésta se interpreta, realmente parece un chiste del mal gusto para quienes vemos a diario lo que pasa, cuando vemos que se sale de urgencia a conseguir frazadas para gente que cometió delitos,  y que a sabiendas destrozaron los elementos que la sociedad les había provisto. En cambio, por estas familias que quedan a la vera de dios no vemos que nadie se mueva. Uno se pregunta donde estan los DDHH y las organizaciones que abogan por tales derechos.

 

Vemos con incredulidad que un policía intentando reprimir una fuga va preso, y un menor que asesina a sangre fría a lo sumo, sino se escapa antes, se lo separa de la sociedad apenas por 6 meses.

 

 

Creemos que es necesario un click en las personas que dirigen nuestros destinos, fueron elegidos democraticamente por la mayoría del pueblo y tienen a su vez una responsabilidad para con nosotros. Es hora de dejar las excusas de lado.

 

No estamos pidiendo otra cosa que se cumpla con el Art. 7 de la Constitucion: “los habitantes de la República tienen derecho a ser protegidos en el goce de su vida, honor, libertad, seguridad, trabajo y propiedad”

 

 

Queremos que este gobierno cambie el mensaje.

 

Queremos que se planten firmes y que el mensaje sea:

 

“Señores delincuentes sepan que este gobierno está para defender a los trabajadores honestos y que no dejaremos piedra sin mover, que los iremos a buscar y serán juzgados con todo el peso de la ley.”

 

Queremos vivir en paz, trabajar, producir, tener y criar a nuestros hijos, sentirnos parte del mismo país para todos, recrear un país vivible. Sabemos que no es fácil y sabemos que no hay soluciones simples. Pero sabemos también que lo primero que debe cambiar es la actitud.

 

Que el gobierno debe dar el mensaje de que no somos todos iguales, que el honesto debe ser defendido y el deshonesto perseguido, el trabajador alentado y el parásito desalentado, que no todo se arregla con dinero y que es necesario recuperar la cultura del esfuerzo, el respeto, la educación, el trabajo, la honestidad, todos esos valores que hicieron de este un pequeño país destacado en el mundo con una sociedad de hombres libres y responsables.

 

Queremos volver a serlo. Queremos ayudar a serlo. Y queremos que el gobierno asuma su responsabilidad al igual que nosotros asumimos la nuestra.

Deja un comentario



Audición de Pedro Bordaberry

  banner_f02   banner_f03   banner_f01

Twitter